Paz – ¿Por qué hay tantas guerras?

La paz es algo que la humanidad está buscando desde hace muchos siglos y parece haber desparecido de este mundo.

Según un trabajo hecho por un estudiante de historia, en los últimos 5000 años la humanidad solo estuvo en paz 900 años, en los cuales los hombres se prepararon para el conflicto siguiente.

El siglo pasado fue marcado por la triste experiencia de dos guerras mundiales y solamente en la segunda guerra mundial se supone que ha habido 53.000.000 de víctimas mortales.

Pero también desde el año 1945 hasta la fecha se disputaron unas 140 guerras con aproximadamente 13.000.000 víctimas mortales.

En cuanto al futuro no nos permite tener muchas esperanzas ya que la escala del rearme militar sigue adelante en muchos países, y un importante número de naciones mientras tantas están en posesión de armas nucleares, lo cual nos hace temer que todo ello puede más tarde o más temprano desembocar en una tercera guerra mundial.

Nosotros nos queremos preguntar en estos breves momentos ¿Por qué no hay paz en el mundo? ¿Por qué hay tantos conflictos entre las naciones? ¿Por qué no hay paz dentro de muchas naciones? ¿Por qué no hay paz en muchos matrimonios y familias? Y finalmente: ¿Por qué no hay paz en el corazón humano?

La Palabra de Dios nos dice que: “No hay paz para los malos” (Isaías 48:22) Eso quiere decir, para los hombres que están viviendo, dando la espalda a Dios, alejados de Dios y andando en sus propios caminos. Tales personas no pueden tener paz en sus corazones.

Pero de espaldas de Dios vivimos todos por causa del pecado que hemos heredado de nuestros primeros padres. Dios hizo todo bien en el principio, (Genesis 1, 31) pero los primeros padres escogieron desobedecer a Dios y desde entonces todas las personas conforme van naciendo, ya nacen estando en esta condición de estar de espaldas a Dios. Una de las consecuencias de vivir apartado de Dios es no tener paz en el corazón.

Pero Cristo Jesús, el príncipe de paz, vino a este mundo con el propósito de llevarnos otra vez a Dios.  Pero para que esto fuera posible tenía que morir antes por nuestros pecados en la cruz. “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios …” Pero para experimentar esto de una manera personal, es necesario que reconozcamos que somos pecadores por naturaleza y esto se manifiesta luego de muchas maneras en nuestras conductas. Por eso necesitamos el perdón de Dios. Este perdón podemos obtener si confesamos nuestras faltas a Dios y confiamos plenamente en el Señor Jesús y su sacrificio por nuestros pecados en la cruz. El texto bíblico arriba mencionado nos dice que Jesús el justo se entregó por nosotros los injustos, para llevarnos a Dios. Cuando nos acercamos a Dios, por medio de la fe en Jesucristo, podemos obtener paz con Dios. La Biblia dice: “Justificados pues por la fe tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (Rom 5, 1)

Es maravilloso saber que cuando recibimos la paz con Dios, esto nos abre la puerta para experimentar la paz de Dios en nuestros corazones. El dijo a sus discípulos en una ocasión: “Paz a vosotros(Juan 20, 19b) Cada uno de nosotros puede tener esta paz en su corazón cuando acepta el perdón que Dios nos ofrece en Cristo Jesús.  Él también dijo: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” (Juan 14:26–27).

¡Qué privilegio es poder experimentar la paz de Dios en el corazón en las más variadas situaciones que esta vida nos depara!

Querido lector, permíteme que le haga una pregunta: ¿Tiene usted de verdad paz en su corazón? Si no la tiene quiero aconsejarle que no le busque en las diversiones que esta vida nos ofrece, ni en las modas del momento actual y tampoco en los bienes materiales que esta sociedad nos ofrece y se puede adquirir, sino busque la paz conociendo a Jesucristo, pidiéndole perdón por sus pecados y confiando en él, aceptando a él como su Señor y Salvador.

A partir de allí puede vivir en una relación personal con Dios, compartiendo todas las cosas de su vida con él.

Esta es la decisión más importante de su vida. No la deje para mañana, sino eleve ahora una oración a Dios pidiéndole perdón por sus pecados, dándolo a la vez las gracias por su muerte en la cruz por ellos y entregándole la dirección de su vida plenamente en sus manos.

Te recomendamos también: https://lavidaesmas.com/articulos/1066/

Te queremos animar para estudiar más la Biblia. Para ello te ofrecemos gratuitamente un curso bíblico por correspondencia vía postal. Si deseas recibirlo nos puedes escribir a: WhatsApp 686 81 03 80, dejándonos tu nombre y dirección postal completa. (Oferta válida para los que viven en España)

Comentarios

    Avatar

    Maria teresa

    (8 mayo, 2022 - 10:49 pm)

    Deseo saber más sobre la biblia

      La Vida Es Mas

      La Vida Es Mas

      (12 mayo, 2022 - 5:23 pm)

      Pues muy bien, nos alegramos. Ofrecemos cursos bíblicos por correspondencia gratis, si quieres recibir el primer cuaderno por correo postal nos debes dejar tu nombre y dirección completa por WhatsApp 686 81 03 80 y te lo enviamos gratis. Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *